Fractal


I

De la realidad como sueño no dudo
Más sucede que, a veces, el dolor
Tornase tan asfixiante como el vapor
De un volcán rojo y testarudo.

Por esto pregunto, si nuestra vida
Es como expresa la metafísica altiva
(no más real que una alucinación colectiva),
¿Por qué es tan difícil escapar de la agonía?

¡Oh salamandras, guardianas del rojo elemento!
¿Cómo hacéis para atravesar una y otra vez la llama
Sin que el fuego queme y carcoma su vieja alma?
Es mi corazón quien pregunta preso del tormento

Que confundido y errático lo tiene
Pues de tanto ansiar encontrar la aguja en un pajar
Se ha pinchado una y mil veces, obligándole a preguntar
De qué recóndito lugar el amor proviene.

II

El amor y el dolor, pasiones que vívidamente
Queman nuestro corazón ardiente
¿Son sueños de una vasta mente
Que traduce en símbolos su inconsciente?

¡Ah, bendito sea el preguntar!
Pues si hay un dios que sueña
Un sueño que también sueña,
Entonces puede este poema terminar

Satisfecho y con saciedad
Por haber descubierto de manera casual
La geometría y naturaleza fractal
De la Inescrutable Realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: