Amor de Sílfide


Violenta e incitante, como una ráfaga, llegaste a mi vida para desordenarlo todo.
Tanto caos generaron tus ojos (¡y tu sonrisa!) que jamás me hube de imaginar que tu amor sería de viento y que habrías de irte del mismo modo en que llegaste, etérea y sin previo aviso. ¡Oh, mi bella sílfide! ¡Cuánto lamento que las circunstancias no hayan estado de nuestro lado!

¡Momento! ¿Y quién soy yo para juzgar a mi suerte?
¿Y si acaso lo que indican los hechos no sea tu ida, sino tu vuelta?
Pues entonces si tengo razón y tú, mujer, vuelves decidida a fundirnos en lo Uno, puede que allí en el cielo me encuentres ensimismado por volar a tu lado.             Tal vez esto resulte mejor que antes.

13/03/12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: